Factor feliz

Antecedentes Históricos del estudio de LA SEXUALIDAD

HISTORIA DE LA SEXUALIDAD

https://www.facebook.com/factorfeliz

Planteamientos generales de la sexualidad

Uno de los primeros intentos, desde la psicología, por conocer y definir a la sexualidad, lo encontramos a principios del siglo veinte, con los estudios que realizó Freud (Marthe, 1966), en donde expuso lo que hasta ese momento se practicaba en su cultura, lo que se consideraba como normal o natural en términos de la medicina y la religión.

En ese momento histórico en Europa central dominaban las ideas de la época victoriana, en la que lo sexual era un tema tabú del que no se podía hablar, pues estaba prohibido. Las prácticas sexuales tenían como objetivo solamente la reproducción y encaminadas exclusivamente a la heterosexualidad y al matrimonio monogámico.

 

Ante este panorama, Freud expuso su teoría del desarrollo psicosexual en donde dejaba al descubierto la gran diversidad que existía en las practicas sexuales, y por si fuera poco encontró que los niños también tenían un desarrollo sexual y ¡por supuesto que esto género un verdadero revuelo en ese tiempo y en ese momento histórico-social!

El psicoanálisis aportó los primeros elementos en cuanto a que la ciencia también tenía mucho que decir acerca de todos los ámbitos de la vida incluyendo lo sexual, pues hasta ese momento la religión católica en occidente lo había estado regulando (Gagnon, 1980., Lamas, 2003). ¡Claro que! se trasladó la autoridad, de lo que debe regir en el comportamiento sexual, de la religión a la medicina. Esto último ha perdurado hasta nuestros tiempos. Aún hoy en día la psicología sigue asumiendo una postura biologisista como dogma respecto a la norma.

Por ese mismo tiempo en que Freud y el psicoanálisis estaban presentes, en Inglaterra Havelock Ellis influyó con sus estudios para reformar las ideas que se tenían de la sexualidad. Su postura fue más aceptada que la del psicoanálisis principalmente por investigadores sociales. De tal forma que se comenzaron a realizar cambios en lo que concierne a salud y educación sexual, lo cual sirvió como base para formar después de la segunda guerra mundial la “Liga Mundial para la Reforma Sexual”. Es importante señalar que la perspectiva de Ellis influyó profundamente en los E.U. (Gagnon, 1980).

Otro exponente importante en materia de sexualidad fue el biólogo Alfred Kinsey. El comenzó en E.U. por los años 30’s a realizar entrevistas para obtener datos de lo que la gente hacía o practicaba sexualmente, lo que hizo fue algo sobresaliente pues estas aportaciones a la ciencia impulsaron aún más las investigaciones sociales y psicológicas en esta materia (Gagnon, 1980).

Master (ginecólogo) y Jonson (ayudante de investigación) poco antes de que muriera Kinsey en E.U. comenzaron a hacer investigaciones acerca de la respuesta sexual en cuanto a sus aspectos anatómicos y fisiológicos, llevados a cabo mediante la observación en el laboratorio. Es importante mencionar que sus estudios se llevaron a cabo con personas de la clase media en general, sobre todo estudiantes universitarios. Sus contribuciones son muy importantes en la actualidad pues con estos acontecimientos en la ciencia, muchas personas se han interesado en realizar aún más investigaciones, además de la aceptación de la idea de que cualquier profesional puede estudiar el comportamiento sexual, y por último, se ha llegado a considerar que este tipo de investigaciones están consideradas como una especialidad dentro de las disciplinas de la ciencia (Gagnon, 1980).

No podríamos dejar de lado en esta muestra las investigaciones acerca de la sexualidad a Michel Focault (2000), filósofo francés, quién realizó un análisis acerca de la historia de la sexualidad. Encontró a través de sus observaciones que la sexualidad era “una construcción social” y que estaba caracterizada por un elemento común, una dinámica de relaciones sociales de poder. Los significados que la cultura le atribuía a las diferencias biológicas de los hombres y las mujeres tenían como objetivo mantener el dominio de uno sobre el otro. La desigualdad, la injusticia y la opresión, claro esta, de los hombres hacía las mujeres (Lamas, 2003; Lagarde, 1997).

Con este tipo de análisis y de realidades sociales se añaden a esta trama del saber otros conceptos como el que introduce Simone de Beauvoir (feminista francesa): género. Con su célebre frase, “no se nace mujer sino se llega a ser mujer”, estaba diciendo que el hecho de que biológicamente tengamos características de sexo, sirve a la cultura para diferenciar entre hombre y mujer, y que la sociedad le atribuye a estos significados y simbolizaciones a los cuales se les denomina género.

Con todo lo que hemos visto a través de toda esta exposición de lo que es la historia de la sexualidad, podemos identificar cómo surgieron algunos conceptos, ideas, estereotipos y hasta políticas de salud sexual y reproductiva, además de poder identificar de donde surgió el concepto de género. Deducimos así que todo esto se generó a partir de la búsqueda de lo que es la sexualidad, dando como resultado la siguiente expresión. De que: “más allá de los sexos están los géneros” (Lagarde, 1997). Este descubrimiento nos servirá para continuar en esta reflexión acerca del tópico que estamos tratando de comprender. Por lo que el capítulo siguiente se trata precisamente de esta perspectiva de análisis del enfoque de género.

Edith Reynoso Vega ® Derechos Reservados.
Extracto de la investigación-tesis sobre género, sexualidad y enamoramiento publicada en la UNAM MX por el departamento de salud, sexualidad y género de la FES-Iztacala. Publicada en el 2006.